Colecciones documentales

Biblioteca Nacional de Chile

Esta colección de documentos, cuyos originales se encuentran en la Biblioteca Nacional de Chile, fueron donados en microfichas a El Colegio de Sinaloa, por el historiador norteamericano Miguel Mathes en abril del 2002. La donación de esta importante colección, significó para nuestra institución, la posibilidad de poner al alcance de los investigadores de la historia regional, unos materiales cuya consulta era hasta entonces difícil y poco accesible. Se trata de 683 microfichas que reproducen la documentación contenida en 77 tomos con más de 25 mil fojas que contienen información de un período de la historia novohispana poco conocido: los años que siguieron a la expulsión de la Compañía de Jesús de los dominios españoles y en particular, de la Nueva España.

Esta colección documental contiene también muchos materiales referentes a Guatemala, Filipinas, Chiapas, Yucatán, Durango, Zacatecas, Puebla, Valle de México, y además, claro, del noroeste de México. En estas regiones, la Compañía de Jesús tenía numerosas misiones y colegios que se sustentaban en las haciendas y propiedades que tenían los padres jesuitas. Los tomos correspondientes a México están comprendidos desde el volumen 299 al 382. Traen también información sobre México los volúmenes 427, 428, 430, 431, 435, 437, 438, 448 y 451. A ellos debe agregarse el tomo Filipinas que trae información sobre las misiones de California.

Se encuentran importantes documentos que nos dan una información más completa acerca de las odiseas que sufrieron los jesuitas en su proceso de extrañamiento. Entre otras, existen por ejemplo: lista de expulsos de distintos lugares de México, otra lista de los que llegaron en tránsito a La Habana así como de sus embarques a España; asimismo, otra lista de los que se hallaban en Bolonia y de los documentos que explican las ausencias de algunos, peticiones de los expulsos sobre sus bienes, adeudos, etcétera; y muchos documentos referentes a los fondos remitidos a España correspondientes a los expulsos y disposiciones generales sobre sus bienes.

Son notables los detallados inventarios de las bibliotecas que poseían los jesuitas. En éstos se indican los libros también los manuscritos que se guardaban en ellas. Por ejemplo, las bibliotecas del Colegio del Espíritu Santo de Puebla, del Colegio de San Pedro y San Pablo de Mérida, de los Colegios de San Idelfonso de México y Tepozotlán. Los inventarios de los bienes de la Compañía de Jesús, de sus deudas, listas de sus trabajadores, de sus deudores, etc., son muy detallados. Incluyen la contabilidad de sus haciendas y también se encuentran las documentaciones de la venta de sus bienes así como los planos de las haciendas y de los terrenos colindantes. Hoy no se puede investigar sobre la historia económica de México en la segunda mitad del siglo XVIII, sin consultar esta documentación. Los inventarios incluyen los fardos que estaban por enviarse a los misioneros de Sonora en el momento de las ocupaciones. Hay detallados inventarios de sus contenidos con el nombre de los padres a los que estaban destinados. Así, se puede conocer sus pedidos de vituallas y los precios de ellas.

Los historiadores del arte encontraran interesantes descripciones de muebles, retablos, cuadros y objetos litúrgicos. Igualmente del destino de muchos bienes que fueron enviados a distintas iglesias. Son sugestivos los inventarios de las medicinas que se encontraban en las boticas de los jesuitas. Hay que destacar que también se incluye documentación de los franciscanos que se hicieron cargo de las misiones de los jesuitas. Esta colección de microfichas contiene mucha documentación sobre civiles en que reclamaban los expulsos. Dispersos en diferentes tomos se encuentran varios documentos de interés para la historia de Sonora y las Californias. Si bien no son muchos, son de imprescindible consulta, por ejemplo, inventario de los papeles, créditos y efectos de esta Procuraduría General.



Mapa de Sitio