No soy un narco-escritor, solo reflejo un problema social en mi escritura: Élmer Mendoza

Con la presencia de un público nutrido, el presidente de El Colegio de Sinaloa, Élmer Mendoza, presentó su novela “La cuarta pregunta” en el Centro Municipal Cultural “Dr. José Ley Domínguez”, el día viernes 31 de enero de 2020, acompañado por el Dr. Juan Salvador Avilés Ochoa, presidente de la corresponsalía en Mocorito del Seminario de Cultura Mexicana. En este encuentro se hicieron presentes jóvenes estudiantes, docentes y personal de las preparatorias de COBAES, UAS y CONALEP, también del nivel superior, la Escuela de Contabilidad y Administración, Universidad Pedagógica del Estado de Sinaloa y de la Universidad Autónoma de Occidente.

Para iniciar con la actividad, Juan Salvador Avilés Ochoa brindó unas palabras de bienvenida y externó la importancia que tiene el autor de La cuarta pregunta a nivel profesional, así como su importante trayectoria: “Con los talleres que Élmer Mendoza inició ha formado una generación de escritores que ya están incursionando en los altos niveles de literatura en la región y en nuestro país. Yo quería hacer notar eso, antes de brindarle la palabra al maestro”, concretó.

Para precisar algunas claves de la misma, el Mtro. Élmer Mendoza respondió a una consulta que se le realizó la cual atañe a la perspectiva que tienen de él como escritor de novelas negras y sus fuentes de inspiración relacionadas con actividades ilícitas, a lo que el presidente colegiado respondió: “Yo no soy un narco escritor, es un problema social y no se debe de ocultar; lo que hago en mis escritos es reflejar ese mismo problema. Por ejemplo, en Europa mis libros son bien recibidos porque mis lectores creen que tengo un estilo propio, es decir que soy auténtico”, precisó.

Para continuar otro participante mostró una duda y externó ¿Cuál es la fuente de inspiración para que Élmer Mendoza escriba tanto sobre narcotráfico? El escritor contestó que la narcocultura no es precisamente su fuente de inspiración, sino más bien hechos irreales, porque destacó que el común denominador en todas sus novelas es la ficción: “Me gusta el tema, me llega, pero ninguna de mis historias son reales ni me las han platicado. Antes intenté escribir sobre otros temas pera la verdad no tenían ese sentimiento de pasión y luego me di cuenta que lo mío era la novela negra”.

Para concluir otro de los asistentes preguntó ¿Qué es más importante para usted, escribir o cerrar contratos literarios? El Mtro. Élmer contestó: “Desde luego escribir, los asuntos de oficina los maneja mi representante. Ella sabe que no debe molestarme para absolutamente nada porque mi tarea es escribir, ella lleva los asuntos jurídicos y gestiona contratos, muy rara vez yo voy a un encuentro de negocios, no sé si esto a la larga sea buena idea, pero yo me eboco a mi escritura porque es lo que me apasiona”, puntualizó.

Al término de su participación, se abrió un espacio para preguntas, mismo que fue muy bien aprovechado por el público participativo; el autor del libro se dio a la tarea de firmar cada uno de los ejemplares adquiridos. Esta actividad fue promovida por el Seminario de Cultura Mexicana, El Colegio de Sinaloa, Fundación Grupo ANJOR y el Centro Municipal Cultural.