La literatura debe estar en todos los rincones de Sinaloa para fomentar el hábito de lectura: Élmer Mendoza

Para difundir propuestas que ayudarán a promocionar la literatura entre el público en general, la mañana de este viernes 24 de enero de 2020, en el H. Congreso del Estado de Sinaloa, se llevó acabo la charla: La lectura, reto mayor para la educación, a cargo del Mtro. Élmer Mendoza, presidente de El Colegio de Sinaloa y la Mtra. María Félix Raygoza, miembro del equipo del programa estatal Leer para comprender. Esta actividad se realizó en el marco de celebración del Día Internacional de la Educación. Cabe mencionar que esta conferencia participó como presentadora y moderadora, la Dip. Sonia Escalante López, directora del Instituto de Investigaciones Parlamentarias del recinto legislativo.

En la exposición de motivos, la Dra. Sonia Escalante señaló que esta charla es el resultado de la firma del convenio de colaboración pactado entre El Colegio de Sinaloa y H. Congreso del Estado de Sinaloa, el pasado 26 de noviembre de 2019. Destacó que esta actividad es la primera de las que se tienen planeadas para este 2020, las cuales se realizarán en los marcos de celebración de días internacionales.

Por su parte y con el objetivo de que la charla fuera mucho más amena, María Félix Raygoza indicó que la explicación se llevaría a través de seis puntos de manera intercalada entre ella y Élmer Mendoza, profundizando en dos ejes principales que es la erradicación de la violencia en todos los aspectos, así como combatir el analfabetismo e incrementar la cultura general. Los subíndices fueron desarrollados de la siguiente manera:

Establecer programas de estrategias completas para la formación de lectores

En este punto, Élmer Mendoza indicó que hablar de educación no solo se remonta a los grados de estudio que van desde primaria hasta carreras profesionales, sino que va más allá, pues mencionó que es tarea de todos conformar un grupo de ideas que nos ayuden a crecer como seres humanos. Indicó que, en México, en las mayorías de las familias no se tiene el hábito de leer. Si bien el presidente de El Colegio de Sinaloa aceptó que existen políticas públicas que tratan de revertir esta problemática social, aún falta más por hacer.

Generar redes de lectura

Aquí, María Félix Raygoza comentó que cada club de lectura existente en la geografía de Sinaloa representa una esperanza para impulsar la educación, indicó que estas agrupaciones de lectura se pueden realizar en cualquier parte, desde la sala de nuestros hogares, en espacios públicos, en centros de rehabilitación, incluso hasta en la misma cárcel. Lo importante es que se dé atención principalmente a los grupos vulnerables como lo son niños, y personas en situación de pobreza extrema. Anotó que para ello se deben crear mecanismos bien definidos para así poder obtener buenos resultados.

Formación de lectores desde primaria hasta universidad

El escritor de novelas manifestó que los padres de familia deberían ser los principales motores de la lectura para brindar riqueza mental y dejar de darle tanta importancia a los bienes materiales: “Yo veo un problema grave en los padres sinaloenses, en el deseo que tienen para sus hijos en cuanto a su futuro: hay mucha desesperación por el tema financiero que carecemos de todo, y eso no les permite a aspirar grandes cosas para sus hijos. Yo creo que las aspiraciones para que sean mejores los hijos que los padres, no van de la mano con la buena posición económica, eso no funciona así. Tenemos que partir de ahí, hablando de lectura, el leer nos ayuda a ver con otros ojos nuestras aspiraciones”.

Fortalecimiento de programas existentes de lecturas:

La promotora del programa Leer para comprender mencionó que: “Todos sabemos que en su mayoría las escuelas públicas tienen bibliotecas que si bien, algunas tienen mejor acervo que otras, pero el espacio está ahí y a veces también el recurso humano. Yo creo que, para aprovechar aún más estos espacios, los encargados deberán ser capacitados debidamente para que impulsen las bibliotecas como un espacio recreativo y no de castigo, ya que en algunas ocasiones aprovechan estas aulas como castigos cuando los niños se portan mal, y la lectura no es un castigo, es una actividad enriquecedora”.

Políticas públicas para garantizar el acceso a literatura oral y escrita

En dicho subíndice, Élmer Mendoza mencionó la importancia de tener un conocimiento amplio de nuestro propio vocabulario, pues según estudios, los alumnos de preparatoria solo conocen alrededor de 250 palabras, mientras que un candidato a doctor conoce aproximadamente dos mil palabras. Indicó que esto es gravísimo porque entre estos estudiantes de bachillerato se encuentra alguno que en un futuro será funcionario público, dijo que desgraciadamente si esto continúa así, no habrá un futuro prominente para México ni para Sinaloa. Puntualizó que de ahí la importancia de que nuestros legisladores garanticen la posibilidad de acceder a cualquier tipo de literatura sea donde sea que uno este. Para finalizar su participación, citó a Franz Kafka, quien dijo que hay que leer con lo que uno se sienta identificado.

Valorización del impacto en las comunidades lectoras en el ámbito civil

Para finalizar con su participación la Mtra. Félix Raygoza subrayó que para combatir y erradicar la violencia que impera en las comunidades serranas, es través de la lectura. Con pesar dijo que el desplazamiento de personas que viven en la sierra es propiamente un resultado que detona la violencia y la falta de cultura, puesto que Sinaloa es uno de los estados más violentos de México: “Su sistema coexiste con la expansión de la llamada narco cultura derivada de la actividad económica ilícita”. Precisó que en esta tarea tan importante no solo el gobierno Estatal debe participar, sino que también los padres de familia deben proponer iniciativas para fomentar la lectura y así poderles brindar un mejor futuro a sus hijos.