El Dr. Leopoldo Flores Romo ingresa a El Colegio de Sinaloa con discurso sobre el Sistema Inmune

Ante un público conformado por la comunidad académica y cultural, ingresó como nuevo integrante de El Colegio de Sinaloa, el Dr. Leopoldo Flores Romo, este viernes 31 de mayo de 2019, en el vestíbulo de la institución. Participaron en este acto, Gonzalo Gómez Flores, Secretario General de Gobierno, con la representación del Gobernador Constitucional del Estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel; asimismo, Élmer Mendoza, Presidente de este organismo, así como los integrantes del Consejo Directivo, Sylvia Paz Díaz Camacho y Jaime Martuscelli Quintana.

En su calidad como presidente de esta institución, Élmer Mendoza externó orgullo de pertenecer a un organismo que se dedica a compartir el conocimiento con el público en general. Aplaudió el número de asistentes al evento, pues aseveró que todos los presentes estaban sumamente interesados de ver cómo un personaje tan distinguido forma parte de El Colegio de Sinaloa. A título personal, externó que el Dr. Leopoldo Flores Romo es una persona sumamente cálida, virtud que transmite de manera inmediata. Asimismo, dio la bienvenida al nuevo colegiado y le brindó un voto de confianza para continuar con la labor más importante de dicha institución, que es difundir el conocimiento a través actividades, charlas y conferencias, entre otras variantes.

Por su parte, Jaime Martuscelli fue el responsable de dar la bienvenida y presentar al nuevo miembro colegiado, destacó que el Consejo Directivo acordó en forma unánime aprobar el ingreso del Dr. Flores Romo para sustituir al Dr. Jesús Kumate, recientemente fallecido. Reseñó ampliamente el currículum profesional del nuevo colegiado y destacó principalmente la labor de investigador biomédico, especializado en inmunología, señalando que en su camino profesional trabajó al lado de grandes médicos, incluyendo al Dr. Kumate Rodríguez. Para Martuscelli el nuevo colegiado es una excelente adquisición para El Colegio de Sinaloa ya que, con su trabajo, Flores Romo hace honor al lema de esta institución: Trabajo, Arte, Ciencia, ya que es un excelente divulgador científico.

En su discurso de ingreso como miembro de El Colegio de Sinaloa, el Dr. Leopoldo Flores Romo ofreció un amplio e interesante recorrido por la historia de la inmunología, su campo de especialidad, y remarcó que ésta es la Ciencia que estudia las maneras en que el organismo se protege de infecciones, causadas por microorganismos o microbios de cualquier índole: bacterias, virus, parásitos y otros. “Básicamente, la Inmunología estudia cómo preservamos y protegemos eso que llamamos Yo, cómo distinguimos todo lo que no es parte de ese Yo biológico. También cómo distinguimos y toleramos a los microbios benéficos (microbiota), de los que causan daño o patógenos.”

Destacó que los primeros reportes de que quien contraía alguna enfermedad infecciosa no la padecía de nuevo, vienen de Tucídides hará unos 2 500 años, pues durante la plaga que arrasaba Atenas, “los que se enfermaban y que se habían recuperado, atendían a los enfermos, sabiendo que ellos no volverían a enfermarse. A estos sujetos se les refería como “inmunes”, protegidos o “exentos” del contagio.”

Asimismo, señaló que la práctica para inducir ese estado de inmunidad a las infecciones se remonta a China, el Imperio Otomano y países árabes. Citó el caso de Lady Mary Montague quien investigó la variolación y ordenó al médico de la embajada inglesa aprender la técnica para aplicarla en su hijo Edward, con éxito. “Ella introdujo dicha práctica a Inglaterra convenciendo al rey Jorge, toda vez que eran los albores del siglo XVIII, y la viruela azotaba Inglaterra.”

Explicó que la vacunación es una de las prácticas que más vidas ha salvado, evitado enfermedades y mejorado el promedio de vida mundial. “Por ella, las nuevas generaciones no ven ni verán compañeritos con polio. Las consecuencias nefastas de suspender la vacunación se evidenciaron en el Japón de los 70’s ante la tosferina: la incidencia y las muertes repuntaron bruscamente. Por lo mismo, ahora, en 2019, han resurgido en Estados Unidos, Australia, Italia, enfermedades ya superadas como el sarampión y las paperas”.

Citó las aportaciones de Louis Pasteur y Metchnikoff con quienes surge la Inmunología como actividad científica, así como numerosos científicos del siglo XX que ha aportado investigaciones destacadas, algunos de ellos llevándolos a ganar el prestigiado Premio Nobel en medicina. De forma importante, señaló que el perfeccionismo con el que trabaja el sistema inmune no se nota, “hasta que falla, como en personas con inmunodeficiencias que no pueden manejar ciertas infecciones o en enfermedades autoinmunes en que se ataca a órganos propios: riñón, pulmón, entre otras, lo que puede llevar fácilmente a la muerte.

Aportó datos que muestran a México en la trama histórica de la Inmunología, citó el caso de fines del siglo XVIII, en 1780, donde el médico Joseph Flores practicaba la variolación en Chiapas. “En 1803, el médico español Francisco Javier Balmis trajo la vacuna contra la viruela en su famoso viaje a la Nueva España. En 1887, el Dr. mexicano Eduardo Liceaga trajo del Instituto Pasteur a México la vacuna antirrábica, la cual se aplicó en 1888. En 1924, estuvo en el Pasteur el Dr. Maximiliano Ruiz Castañeda, cuya vacuna anti-tífica se usó durante la segunda guerra mundial.”

Señaló que la inmunología en México inició a fines de los 30´s cuando el Dr. Mario Salazar Mallén regresó de Estados Unidos e Inglaterra al Hospital General de México. Destacó los nombres de personajes pilares de la inmunología experimental y académica en México: Alejandro Escobar, Clara Gorodezky, Emilio García Procel, Sergio Estrada Parra, Librado Ortiz; Ruy Pérez Tamayo y Donato Alarcón Segovia. De la misma forma, reconoció el legado del Dr. Jesús Kumate.

Enfatizó que en su discurso quiso trasmitir su fascinación por el sistema inmune, por su complejidad y su elegancia. Señaló que es esencialmente democrático, pues hasta ahora “nadie ha encontrado un solo Gen maestro, o una Célula jefe; cada quien hace su trabajo, y muy bien; tiene una memoria envidiable. Por si fuera poco, se anticipa a cualquier riesgo antigénico que pudiéramos enfrentar, ahora, mañana, o en siglos. Y todo lo ve.”

El Dr. Leopoldo Flores Romo expresó sentirse afortunado, pues siempre contó con personas generosas e inteligentes en su familia, su formación académica y en los países que trabajó incluyendo México. “Además, en la Inmunología mundial tuve la enorme suerte de ser doble testigo circunstancial: en estudios de Linfocitos B, y de las Células Dendríticas.”

Por su parte, Sylvia Paz Díaz Camacho — rectora de la UAdeO—señaló que la disertación presentada por el Dr. Flores Romo demuestra su capacidad intelectual y reafirma la decisión por la cual fue elegido como un miembro de dicho organismo: “Nos ofreció una de las mejores cátedras que se pueden sobre la inmunología en el mundo y en México. Ha puesto en manifiesto cómo nuestro organismo está dotado de diversos órganos y un gran número de células y moléculas que trabajando en colaboración con gran eficacia son capaces de vigilar y reconocer, y posteriormente atacar sin piedad mediante la creación de genes y finas reacciones químicas prácticamente todos los agentes extraños vivos o inanimados potencialmente dañinos”.

Para finalizar, Gonzalo Gómez Flores, Secretario General de Gobierno del Estado de Sinaloa, declaró en nombre del Gobernador Constitucional del Estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, tener el honor de presenciar cómo el trabajo académico, científico y artístico de los sinaloenses, los pone en el horizonte como una sociedad destacada, superando tiempos de retos e incertidumbres. A su vez recordó a Jesús Kumate Rodríguez por su ardua labor social y entrega profesional. Y reiteró que en este estado todavía existen muchos problemas por atender y resolver: “Se están haciendo esfuerzos, esa es la importancia que tienen cada uno de los miembros del consejo de El Colegio de Sinaloa, porque no dejan de ser ejemplo y guía para que otros sinaloenses con admiración y con respeto puedan emprender también caminos del bien, buscando el desarrollo y la superación de Sinaloa”, puntualizó.