Guillermo Hernández Llamas invita a prevenir la insuficiencia renal

Para cumplir con su misión de prevenir enfermedades renales, el destacado nefrólogo, Guillermo Hernández Llamas disertó la conferencia denominada La insuficiencia renal crónica es prevenible, el miércoles 8 de mayo del año en curso, dentro de las instalaciones de El Colegio de Sinaloa. Cabe destacar que esta conferencia forma parte de las actividades de la Cátedra Magistral “Hugo Aréchiga”, la cual se enfoca a las áreas de salud. Al evento asistieron doctores de diferentes especialidades, personal de la Secretaría de Salud y funcionarios de Gobierno de este estado.

Para comenzar la charla, el doctor Guillermo Hernández Llamas agradeció a El Colegio de Sinaloa por las atenciones prestadas, así también externó la emoción de compartir experiencias con el Dr. Jesús Kumate Rodríguez, quien sirvió como ejemplo para que Hernández Llamas fuera pionero en la práctica de diálisis y en trasplante renal en Sinaloa.

Guillermo Hernández Llamas explicó que la enfermedad renal crónica es una afección que indica que los riñones están dañados. Estos órganos no pueden mantener la salud corporal ya que no cumplen la función de filtrar la sangre lo suficientemente bien, entre otras cosas. El especialista indicó que este problema de salud va incrementando con el tiempo y cada vez son más jóvenes las personas que lo padecen.

Según las gráficas que mostró el doctor Hernández Llamas en su disertación, se indica que, a nivel nacional, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el año 2015, registró 68,584,000 derechohabientes de los cuales, 58 mil se encuentran o se encontraban en terapia renal sustitutiva. Estas cifras indicaron que el 14 por ciento de los gastos del IMSS se destinan a las terapias de las personas con insuficiencia renal.

Ante esto, el nefrólogo lamentó que en México se dieran estos números tan elevados, ya que la enfermedad renal, se puede prevenir de manera práctica y sencilla: “Pero simplemente los mexicanos no tenemos disciplina a la hora de comer, esta enfermedad se produce gracias a otras enfermedades que se relacionan con la obesidad como la hipertensión, diabetes y el colesterol alto. ¿Pero qué pasa cuando a un paciente se le diagnostica esta enfermedad? Hasta presume que se toma una Coca Cola diaria, y continúa con sus malos hábitos alimenticios”, recalcó el investigador.

De manera enfática, el conferencista señala que es importante que se reconozca la insuficiencia renal crónica como un problema de salud pública en el país, pues en diversos artículos y entrevistas he señalado que en México no se cuenta con una estadística oficial de los pacientes con insuficiencia renal —en contraste con otras naciones— ni de aquéllos que están en tratamiento de diálisis”.

No obstante Hernández Llamas, emitió varias recomendaciones a los especialistas en salud para que esta enfermedad se pueda detectar a temprana hora. Como ejemplo se encuentra hacer análisis de química sanguínea y de orina con reactivos ex profeso.

Para concretar su exposición, el doctor invitó a los jóvenes egresados de las áreas de salud a que se inclinaran más por la investigación que por la especialización ya que la labor más importante de un médico es prevenir que los pacientes adquieran enfermedades y más si se pueden evitar con medidas sencillas.

Al término de la conferencia el nefrólogo fue abordado por especialistas donde todos concluyeron que esta enfermedad se deriva de la mala alimentación, lo cual es totalmente prevenible. Uno de los médicos señaló que las nuevas generaciones se alejan de las prácticas tradicionales como son el parto natural y la lactancia materna, que aparentemente no tiene nada que ver con las enfermedades renales, sin embargo, el desconocimiento de cómo funciona el cuerpo humano provoca el deterioro físico.

Entre los asistentes se encontraban: Dr. Arturo Peña Chacón, Dr. Manuel Fernando Miyamoto, Dr. Jorge Alfredo Lomelí, Dr. Ricardo Chávez Díaz, Dr. Feliciano Hurtado, Dr. Julián Castro.