El historiador Jaime Morera ofrece conferencia sobre arquitectura Colonial Mexicana

Para cumplir con las actividades que se rigen bajo el calendario del Seminario de Cultura Mexicana, el historiador Jaime Morera González, el día jueves 2 de mayo de 2019, en la capital sinaloense, brindó la conferencia Historia del Arte: Arquitectura Colonial Mexicana, en coordinación con El Colegio de Sinaloa y el Jardín Botánico Culiacán. Asistieron alumnos de las carreras de Diseño Gráfico e Historia, así como reconocidos arquitectos a nivel local.

Con el propósito de explicar la vinculación entre religión y arquitectura en el siglo XVI, el conferencista indicó que con el mandato de predicar el evangelio entre todos los gentiles, “religiosos españoles de las órdenes mendicantes solicitaron a la Corona autorización para viajar a las tierras recién descubiertas, pobladas precisamente por gentiles cuyas creencias religiosas implicaban una liturgia sangrienta de sacrificios humanos que horrorizó a los españoles que la presenciaron. La conquista espiritual se llevó a cabo exitosamente gracias a una perfecta logística en la que los edificios de los monasterios tuvieron un papel clave.”

Durante la charla, Jaime Morera explicó que en la conquista de México, la Nueva España tuvo bastante influencia de sus colonizadores en diferentes aspectos de la vida cotidiana, principalmente en el credo y en los diseños arquitectónicos. “Cuando llegaron las primeras órdenes religiosas, su primera tarea fue construir templos para que los neófitos pudieran ser evangelizados y adorar el catolicismo”. El exponente precisó que las construcciones de los conventos originalmente estaban edificadas con materiales económicos y de la región, debido a que tenían que empezar con las misiones imperativamente con lo que tenían.

Detalló que las misiones estuvieron compuestas por tres órdenes religiosas encargadas de llevar a cabo la evangelización, se trata de: los agustinos, dominicos, y franciscanos. Este trío de ordenes tuvo sus características arquitectónicas de manera particular: “Hay que recordar que la religión plasmada en lo artístico estaba llena de simbolismos, de esa misma manera las iglesias que se construyeron a partir del siglo XVI pueden ser claramente identificadas, es decir podemos ver qué orden fue la que mandó edificar ese templo, cada una tenía sus influencias de las corrientes arquitectónicas que prevalecían en el viejo continente”, expresó.

Así mismo, el especialista explicó cuáles fueron los territorios que estos grupos profesaron el credo. La orden Franciscana abarcó un campo totalmente virgen; establecieron monasterios en los principales núcleos de población y canalizaron sus fundaciones hacia los actuales estados de Tlaxcala y Puebla, abarcando también partes de Hidalgo y Morelos, además de otros lugares con monasterios más aislados.

Para el caso de los dominicos su influencia se extendió por el sureste del Valle de México, principalmente por Morelos y Puebla hasta la Mixteca así como Chiapas, perteneciente en aquel entonces a la Capitanía de Guatemala. Por su parte, los agustinos iniciaron sus fundaciones en Morelos y se expandían principalmente hacia la parte baja de Michoacán y en la zona otomí, también, por el noreste.

Para finalizar con la conferencia, Morera González señaló de manera gráfica cuales eran las corrientes arquitectónicas que tuvieron influencia en la Nueva España y en España. Así como a lo largo de Latinoamérica. Recalcó que estas modas eran dictadas principalmente por Italia.