Jaime Labastida examina la poesía de Alí Chumacero a través de Un espejo de palabras

La poesía de Alí Chumacero invadió el Centro Cultural Universitario donde el poeta y filósofo Jaime Labastida, miembro de El Colegio de Sinaloa, desglosó en su charla la obra del vate nayarita intitulado “Un espejo de palabras”, al alimón con la Dra. Elizabeth Moreno Rojas, Directora de Editorial de la Universidad Autónoma de Sinaloa, el viernes 15 de marzo en el puerto de Mazatlán.

Durante más de una hora, Jaime Labastida llevó a los presentes a un viaje de nostalgia, de amor, de sufrimiento y desamor al adentrarse en las piezas poéticas del fallecido autor originario de Acaponeta, que a su partida dejó tres libros escritos, Páramo de sueños, Imágenes desterradas y Palabras en reposo.

“Es una de las obras más densas y más complejas que se han escrito en el país, no es una poesía fácil, aparentemente muy sencilla, uno posiblemente resbale, digamos, sobre las imágenes que la construyen, pero precisamente en esto mismo consiste su riqueza, para mí, podríamos decir, es un reto entender la poesía de Alí Chumacero”, reconoció Labastida.

Destacó la contradicción que hay en los versos de Chumacero, pero puntualizó que es la parte que lo caracteriza y donde nace su magia. Añadió que su poesía contiene imágenes que aluden a la frescura pero que se convierten sólo en ceniza, pues este autor basa su obra en la desolación.

Con información y fotos de El Debate de Mazatlán y TVP Mazatlán.