El Colegio de Sinaloa rinde homenaje a Jesús Kumate Rodríguez

Como un reconocimiento a sus aportaciones en materia de salud pública en beneficio de la población mexicana, El Colegio de Sinaloa rindió un homenaje en honor del Dr. Jesús Kumate Rodríguez —miembro fundador de este organismo— en el Teatro Lince de la Universidad Autónoma de Occidente (UADO), campus Culiacán, este viernes 23 de noviembre del presente año.

Contó con la participación del Lic. Quirino Ordaz Coppel, gobernador constitucional del Estado de Sinaloa, Lic. Jesús Estrada Ferreiro, presidente municipal de Culiacán; magistrado Enrique Inzunza Cázarez, presidente del Supremo Tribunal de Justicia; Dra. Ma. Aurora Armienta Hernández, Presidente de El Colegio de Sinaloa; Lic. Francisco Labastida Ochoa, Gobernador fundador de El Colegio de Sinaloa, así como integrantes de El Colegio de Sinaloa: Dr. Jaime Martuscelli Quintana, Mtro. Élmer Mendoza y Dr. Diego Valadés. Con la representación de la Dra. Sylvia Paz Díaz Camacho, rectora de la UADO, estuvo la Dra. Carmen Martínez Valenzuela.

La Dra. Armienta Hernández dio la bienvenida a los asistentes y destacó los aspectos que consideró más importantes de la personalidad del Dr. Kumate, como su destacada participación y el fuerte compromiso que imprimía siempre en toda actividad que realizaba, “desarrolló constantemente una labor activa y entusiasta para el cumplimiento de sus objetivos, realizó e impulsó numerosas actividades en beneficio de toda la sociedad sinaloense, tanto a través de El Colegio de Sinaloa como en sus diversas responsabilidades de servidor público”, reconoció el importante legado académico, científico, su compromiso social y su aporte a la medicina con el reconocimiento internacional que ya todos conocemos.

Fue el Dr. Jaime Sepúlveda Amor, en voz del Dr. Jaime Martuscelli Quintana, quien citó que: “Ningún Médico del siglo XX hizo tanto por la salud de México, como lo hizo Jesús Kumate, aunque sea la tristeza la que hoy nos embarga, hay que celebrar su vida y sobre todo su legado, permítanme hacer una afirmación contundente, él diseñó e implementó ambiciosos programas a nivel nacional en favor de la niñez, desde la hidratación oral hasta pasar el control de epidemias, hasta su acto más reconocido que es el control y eliminación de enfermedades a través de la vacunación”.

Posteriormente, Francisco Labastida Ochoa recalcó que Jesús Kumate fue un personaje entregado a la labor social, capaz de permanecer en las adversidades, para lograr un fin común que es preservar la humanidad en cada uno de los seres humanos, reveló que las personas que estuvieron en la función pública con el Dr. Kumate, tuvieron el privilegio de conocer a un hombre que es un ejemplo para muchos: “Se juntan en mi cabeza y en mi corazón miles de argumentos para elogiar a un hombre que le dio todo su apoyo a Sinaloa”, destacó.

Por su parte, Élmer Mendoza, puso el tono divertido en su intervención, les recordó a los asistentes del Teatro Lince aquel “terror” que muchos sentimos cuando niños con las vacunas y las enfermeras que llegaban a las escuelas, todo eso fue obra del Dr. Kumate, gracias a él, muchos sobrevivimos; pero, también recordó al Kumate humanista, al hombre culto: “él no solamente leía los libros que le exigía su especialidad, también fue un fino lector de literatura”. Recordó una charla que sostuvieron sobre literatura del siglo XIX, coincidieron en la admiración por El Conde de Montecristo, de Alexander Dumas, además de autores como Víctor Hugo, Gustave Flaubert, Émile Sola, Antón Chéjov, León Tolstói, Fiodor Dostoyevski; en resumen, instó a los jóvenes a seguir el ejemplo del Dr. Kumate y los invitó a leer para ser mejores personas.

Para recordar una labor que dejó huella en la historia de la salud en México y hacer una reflexión profunda de la labor que desempeñan los funcionarios en esta área, el Dr. Diego Valadés recalcó que, en 1943, en la República Mexicana, el 44 por ciento de los niños que asistían a primaria presentaban déficit en la atención de salud, cinco años después había bajado al 40 por ciento, otros cinco años después había bajo al 30. Comentó que en la última década lamentablemente estas cifras se habían estancado, y lamentó que el trabajo de un hombre visionario se quedará tan solo en la historia. “Ahí terminan los datos del Dr. Kumate”, exclamó.

Para concluir con el memorable evento, el gobernador Quirino Ordaz Coppel, dijo sentirse honrado con el ejemplo que deja el Dr. Kumate: “Un sinaloense ejemplar que puso muy en alto el nombre no sólo de Sinaloa sino de México en el mundo”. Le recordó al auditorio que en el muro del Congreso del Estado acaba de inscribirse con letras de oro el nombre de Jesús Kumate Rodríguez, como un signo del amplio reconocimiento a su calidad humana, su labor profesional, su humildad y el gran valor como ser humano. Para despedirse, el primer mandatario del estado dijo que todos debemos felicitarnos por tener hombres como el Dr. Kumate e invitó a seguir su ejemplo.