Alumnos del Instituto Politécnico Nacional impulsan el avance tecnológico en el país

Este viernes 16 de noviembre del presente año, invitados por El Colegio de Sinaloa, los estudiantes de Ingeniería Mecatrónica en la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas del Instituto Politécnico Nacional (UPIITA-IPN), Eduardo Gibrán Aguilera Rodríguez y Rubén Daniel Jiménez Casso, compartieron las charlas: Construyendo robots y éxito, así como Programando un futuro, respectivamente, en la cancha deportiva del Conalep II, en la ciudad de Los Mochis. Esta actividad formó parte del ciclo de conferencias Con C de Ciencia 2018, el cual es apoyado por el CONACyT, para impulsar las vocaciones científicas y tecnológicas en los jóvenes sinaloenses.

El viernes 16 de noviembre del presente año, Eduardo Gibrán Aguilera Rodríguez y Rubén Daniel Jiménez Casso, invitados por El Colegio de Sinaloa, los estudiantes de Ingeniería Mecatrónica en la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas del Instituto Politécnico Nacional (UPIITA-IPN) compartieron las charlas: Construyendo robots y éxito, así como Programando un futuro, respectivamente, en la cancha deportiva del Conalep II, en la ciudad de Los Mochis. Esta actividad formó parte del ciclo de conferencias Con C de Ciencia 2018, el cual es apoyado por el CONACyT, para impulsar las vocaciones científicas y tecnológicas en los jóvenes sinaloenses.

Ante esto, Eduardo Gibrán Aguilera Rodríguez comentó que: “Nuestro objetivo es impulsar la tecnología que se desarrolla en el Politécnico; actualmente ven a México como un país que no es capaz de desarrollar su propia tecnología, pero en realidad hemos competido contra países del primer mundo, con eso demostramos que la República Mexicana tiene la capacidad de producir sus propios avances tecnológicos”. Además, dijo que la creación de la UPIITA-IPN surgió de la inquietud de alumnos de mecatrónica por alcanzar otros horizontes.

Quien reforzó dicho argumento fue Rubén Daniel Jiménez Casso, pues externó sentirse bastante honrado de pertenecer a una asociación que avanza más allá de los limitantes económicos, puesto que, en algunas ocasiones, el costo de las piezas para armar un robot se incrementa debido a que en México no se manufacturan. “Nosotros en algunas ocasiones principalmente en la parte del diseño, vemos qué piezas vamos a realizar y qué circuitos vamos a comprar, porque también nosotros hacemos las placas del circuito en general”, destacó.