María Aurora Armienta Hernández participa en el Programa Con C de Ciencia en Culiacán

Con un dato revelador y una estadística muy especializada, inició la conferencia Contaminación del agua: Buscando al culpable, impartida por la Dra. María Aurora Armienta Hernández, investigadora titular ”C” del Instituto de Geofísica de la UNAM; miembro y presidente del El Colegio de Sinaloa. Este evento se realizó este viernes 5 de octubre de 2018, en las instalaciones del Colegio Nacional de Educación Profesional Técnica (Conalep I), en la ciudad de Culiacán. Al lugar asistieron, la secretaria General de El Colegio de Sinaloa, Lydia Concepción Celaya Valenzuela; el director del Conalep I, Lázaro Cayetano Reyes Corrales; y los alumnos de la Unidad Profesional Interdisciplinaria en Ingeniería y Tecnologías Avanzadas del Instituto Politécnico Nacional (UPIITA-IPN), José María de la Cruz Briones, así como Jesús Alberto Sandoval Acevedo, quienes impartieron su charla sobre robótica, respectivamente.

Previo a la conferencia, Concepción Celaya agradeció a los más de 400 presentes por asistir a un evento que tiene como objetivo compartir conocimientos científicos de especialistas calificados e investigadores de alto nivel: “Estoy segura de que ellos van a transmitir un concepto muy interesante respecto a la ciencia y la tecnología, cada uno enfocados en sus áreas de especialización; para finalizar, reitero que este proyecto se creó con el fin de estimular las vocaciones científicas de los jóvenes”, puntualizó.

La Dra. María Aurora Armienta explicó que la contaminación del agua se debe diferentes factores uno de los cuales participa el ser humano, muchas veces de manera directa, un ejemplo de ello es tirar basura a los océanos y ríos, mientras que la manera indirecta contribuye con el uso de detergente y sustancias que se usan para el uso común de aseo. “Todos creemos que cuando nos venden agua de manantial en la televisión es totalmente cierto; sin embargo, todos esos productos químicos que usamos para limpiar se van al subsuelo, se absorben, se acumula y se hace un ciclo eterno de contaminación”, explicó.

La investigadora de la UNAM destacó que más del 60% de la población en México consume agua subterránea, la cual contiene muchas sustancias dañinas para el ser humano, como es el arsénico. Dijo que, aunque este mineral se encuentra en diversas proporciones es sumamente cancerígeno: “El arsénico ha sido una sustancia que desde antaño se usaba para envenenar a los reyes porque es incoloro e insaboro, sin embargo, en nuestro caso el consumo de arsénico lo hacemos a través del agua en bajas proporciones, por eso no nos mata, pero si nos va enfermando con el tiempo. Logra despertar enfermedades intestinales, de hipertensión, diabetes, pie negro y el cáncer en general”, subrayó.

Para el caso de Sinaloa, la Dra. Armienta señaló que existen mantos acuíferos superficiales, sin embargo, en las comunidades de las sierras aún beben de pozos porque los gobiernos no han logrado llegar el agua potable hasta las zonas más altas: “Los problemas que tienen los pozos son las sustancias salinas, en algunas ocasiones el agua de las norias no se puede tomar porque están demasiado saladas; hay otros contaminantes también, como el flúor que puede llegar afectar los dientes, así como metales pesados y bacterias”.

Para finalizar, la especialista en Geofísica explicó que ha participado en innumerables investigaciones para encontrar una solución correcta al problema de contaminación del agua, sin embargo, aclaró que este es un problema colectivo que tienen que atacar sociedad y gobierno conjuntamente.

Posterior a esta actividad, los alumnos de la UPIITA-IPN, José María de la Cruz Briones, y Jesús Alberto Sandoval Acevedo compartieron las charlas Programando un futuro, así como también Construyendo robots y éxito, en estas experiencias los jóvenes expresaron su pasión por la mecatrónica, así como sus experiencias en los concursos internacionales de robótica, a los cuales han asistido gracias a su dedicación y desempeño dentro de las áreas de la ciencia y la tecnología.