El nombre del doctor Jesús Kumate Rodríguez quedó inscrito con letras doradas en el Muro de Honor del Congreso del Estado

Para honrar una trayectoria impecable en el área de salud y destacar la huella que dejó con sus aportaciones en la prevención de enfermedades, este martes 4 de septiembre del año en curso, se llevó a cabo la develación de las letras doradas de Jesús Kumate Rodríguez en el muro de honor del H. Congreso del Estado de Sinaloa. En el acto estuvieron presentes los tres poderes del Gobierno Estatal: el gobernador Constitucional del Estado de Sinaloa, Quirino Ordaz Coppel, los presidentes de la Junta de Coordinación Política, Víctor Godoy Corrales Burgueño y Víctor Manuel Godoy Angulo, así como la magistrada del Supremo Tribunal de Justicia, Gloria María Zazueta Tirado, y los miembros de El Colegio de Sinaloa, el escritor Élmer Mendoza, el doctor Federico Páez Osuna, el maestro José Ángel Pescador Osuna y el doctor José Enrique Villa Rivera. Esta distinción fue impulsada por el Club Rotario y Rotary International quienes presentaron la iniciativa ante los 40 legisladores.

Para iniciar con el acto solemne, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Víctor Manuel Godoy Angulo expresó: “En este Salón de Sesiones del recinto legislativo se encuentra ubicado el Muro de Honor, en cuya superficie se han inscrito varios nombres de mexicanos ejemplares e insignias e instituciones que han sido protagonistas fundamentales en el destino de nuestra nación, y particularmente de nuestra entidad, y siendo ésta la máxima distinción que otorga este poder legislativo instituir el nombre del Dr. Jesús Kumate Rodríguez, esto es un honor para todos los sinaloenses”, recalcó.

El legislador señaló que se le está reconociendo a un sinaloense ejemplar, quien fue médico cirujano, egresado de la Escuela Militar y comprometido con la nación: “Su labor fue ser el médico, el maestro, el investigador y lo más importante, un ser humano sensible y servicial; además, fue un médico de niños interesado en las enfermedades infecciosas, en la enseñanza de las clínicas y en las medidas de prevención de la salud pública, que permitan un mayor crecimiento y desarrollo de una sociedad con menos desigualdades socioeconómicas y culturales”, precisó.

Godoy Angulo mencionó que este distinguido sinaloense tuvo bien merecidos los múltiples reconocimientos, no sólo de la sociedad mexicana, sino que también del extranjero, ya que fue creedor a la medalla Federico Gómez, caballero de la Orden Nacional de la Legión de Honor de Francia, al collar de La Orden Rodolfo Robles de Guatemala, la medalla Ministro Protector de la Infancia por el Fondo de la Naciones Unidas, además de las medallas de sinaloense distinguido, así como la medalla Gran Banda de la Orden del Tesoro Sagrado otorgada por Japón, incluso la presea José María Ruíz Mora. “Al abatir la devastadora poliomielitis, que durante su sexenio como titular de salud logró erradicar, al establecer la cartilla de vacunación de nuestro país, fue este un ejemplo para que otros países adoptaran el modelo mexicano, que en la actualidad continúa dando grandes resultados de cobertura y protección a la niñez mexicana y en otros países del mundo”, destacó.

Por su parte, el gobernador del estado, Quirino Ordaz Coppel, expresó el honor que es estar presente en este acto “que hace justicia a uno de los más queridos y admirados hijos de nuestra tierra. Felicito al Congreso del Estado por la decisión de inscribir el nombre del doctor Jesús Kumate Rodríguez en este muro de honor. De igual manera felicito a los rotarios por promover esta extraordinaria iniciativa”.

En torno al doctor Jesús Kumate, el gobernador mencionó que es un referente moral para Sinaloa, “es el ejemplo de un hombre bueno, trabajador, honesto y brillante; un científico que puso la investigación a la causa más noble, como es el cuidado y el respeto a la vida. Mazatleco excepcional que heredó a México y al mundo un regalo personal y científico que es un ejemplo para Sinaloa. El doctor Jaime Sepúlveda Amor, uno de los grandes exponentes de la medicina mexicana, dijo alguna vez: ningún médico a lo largo del siglo XX contribuyó a salvar tantas vidas en México como el doctor Kumate”.

Rememoró que su vida fue una lucha para que la ciencia pudiera servir a sus semejantes, a los niños, a las mujeres, a los adultos mayores. “Así lo hizo desde su laboratorio, pero también como el extraordinario secretario de salud que fue. Hay que recordar que desde esa responsabilidad Sinaloa recibió todos los apoyos. Jesús Kumate fue un extraordinario científico, un servidor público, que trascendió nuestras fronteras. De ello dan constancia los múltiples reconocimientos de que fue objeto a lo largo de su trayectoria profesional”, mencionó Quirino Ordaz Coppel.