Roberto Blancarte presenta Los Papas del Tercer Milenio, Continuidades y rupturas

Para mostrar su más reciente publicación, que recolecta más de 17 años de investigaciones y notas impresas en periódicos, el sociólogo y miembro de El Colegio de Sinaloa, Roberto Blancarte presentó el libro Los Papas del Tercer Milenio. Continuidades y rupturas, este jueves 30 de agosto del presente año, en el Auditorio “Diego Valadés” de la Facultad de Derecho de la Universidad Autónoma de Sinaloa, en la ciudad de Mazatlán. En el acto estuvieron presentes como comentaristas el escritor Élmer Mendoza, quien también es miembro colegiado, y el abogado José Ramón Bonilla Rojas.

Bonilla Rojas fue el primer comentarista que tomó la palabra, recordando las dificultades a las que se ha enfrentado la Iglesia católica para lidiar con la modernidad y el papel de los papas en los cambios que sacuden a los feligreses de una de las cinco grandes religiones del mundo.

Élmer Mendoza mencionó que este es un relato apasionante sobre las diferencias y afinidades de tres hombres que marcaron para siempre a la Iglesia católica y al mundo durante su paso por el papado.

Por su parte, el autor del libro explicó que el papa es el último “monarca absoluto”, ya que recaen en él todos los poderes de la Santa Sede, pero irónicamente tiene muy poco margen de maniobra para imponer cambios.

Los papas del tercer milenio es un libro que presenta un compendio de reflexiones publicadas entre 2001 y 2017 que narran que, en sus casi 2000 años de historia, la Iglesia católica ha tenido 266 papas u obispos de Roma. Detalla que es, por lo tanto, una de las instituciones más antiguas del mundo, con una continuidad asombrosa, que ha acompañado y trascendido imperios, reinos, invasiones, reformas, revoluciones, cambios de época y todo tipo de transformaciones sociales, económicas, culturales y políticas.

Roberto Blancarte explicó que hay elementos propios que le han permitido trascender a los imperios, reinos, monarquías y repúblicas que la han cobijado. “Una de ellas es su estructura administrativa, compleja y al mismo tiempo diversa, y hasta hace poco tiempo, descentralizada, adaptable a los cambios políticos y flexible frente a los vendavales sociales y culturales de las épocas”, enfatizó.

Por ello, el sociólogo señala que es necesario avanzar en una sociología del poder papal, de sus límites y del peso de la estructura eclesiástica.

*Foto/Noroeste, Daniel Santana.