Zayda Lizbeth Piedra Quintero es acreedora a la beca “Hugo Aréchiga Urtuzuástegui”

La Beca de disertación doctoral en Ciencias Biomédicas “Hugo Aréchiga Urtuzuástegui” edición 2018, fue otorgada por El Colegio de Sinaloa a la Mtra. Zayda Lizbeth Piedra Quintero, por su tesis: Participación de la miocina 1F en la polarización de los macrófagos hacia un fenotipo proinflamatorio en un modelo de colitis inducida por DSS. Ella cursó sus estudios en el campo de la medicina y con la intención de impulsar proyectos que mejoren la calidad de vida, así como la salud, en el Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (CINVESTAV).

En su trabajo, la Mtra. Piedra Quintero explicó que los macrófagos son una población heterogénea de células mieloides caracterizada por su habilidad para fagocitar, así como para regular las respuestas inflamatorias medidas por citosinas. Durante la inflamación, los monocitos son reclutados desde la médula ósea hacia el tejido inflamado donde se diferencia a macrófagos secretores de citosinas pro-inflamatorias. El mecanismo que regula la polarización de los macrófagos hacia in perfil pro-inflamatorio no ha sido completamente dilucidado.

Piedra Quintero señaló que en esta investigación se identificó que la miosina 1F (Myo1F) está involucrada en dicho proceso. Se usaron modelos en vivo e in vitro, se demostró que la expresión de la Myo1F se induce en macrófagos durante la inflamación e incrementa el fenotipo pro-inflamatorio de estas células a través de la activación de las vías de señalización AKT/STAT. La ganadora de la beca detalló que este proyecto contribuirá a la investigación del funcionamiento que lleva a cabo la Myo1F que se expresa abundantemente en macrófagos ya que la función que esta realiza, aún se desconoce.

La comisión dictaminadora estuvo integrada por Federico Páez Osuna, María Aurora Armienta Hernández, Silvia Páz Díaz Camacho y Jaime Martuscelli Quintana, miembros de El Colegio de Sinaloa, quienes destacaron que “la congruencia académica, el campo de trabajo y la adscripción institucional del aspirante, así como el marco conceptual de su proyecto de investigación, sirvieron también para seleccionar al becario de este año”.