Élmer Mendoza presenta su novela Asesinato en el parque Sinaloa

Para dar a conocer su obra más reciente, el escritor sinaloense Élmer Mendoza —miembro de El Colegio de Sinaloa— presentó su novela Asesinato en el parque Sinaloa, que pertenece a la saga de libros del detective Edgar “el Zurdo” Mendieta, el jueves 7 de diciembre, en el auditorio del Jardín Botánico de Culiacán, en compañía del escritor Eduardo Antonio Parra y el periodista Diego Osornio.

Durante su participación, Élmer Mendoza mencionó como anécdota que cuando publicó Balas de plata, primera novela del “Zurdo” Mendieta, había dado por concluida la historia; pero Arturo Pérez Reverte y Xavier Velasco le dijeron que había creado un personaje que daría mucho: “Me regresé con eso en la cabeza, porque pasa una cosa, cuando voy terminando la novela mi cabeza se está llenando de ideas sobre la que sigue y mejor la voy escribiendo, casi siempre dedico 20 días a escribir diario sobre eso”.

Explicó que para la segunda novela necesitaba conseguir que el personaje se reactivara, que la obra no se pareciera y se pudiera disfrutar y entender sin leer la anterior. Entonces encontró un truco: “Lo descubrí en un documental de Robert Redford donde dice que él hace cada película como si fuera la primera y esa es la clave, cada novela yo la escribo como si fuera la primera… A veces la paso bien y en los momentos de indecisión, que son muchos, es dejar considerar que es una novela como si fuera la primera y la paso mejor”.

Mencionó que fue importante retratar aspectos de Sinaloa, en este caso de Los Mochis, pues la historia se sitúa ahí, mostrar restaurantes, calles, teatros, se interesó mucho por exaltar el valor de la amistad.

En cuanto al lenguaje que se maneja en su obra, el escritor mencionó que “Yo tomo muchas cosas de la calle, visito mucho la calle, escucho cómo nombran, cuando ando en este trabajo, de ahí salen los nombres, y a veces es fundamental lo que pasa ahí para crear una poética distinta, entran otros gestos, otros apodos, actitudes, otros gritos, y eso a mí, en particular, me agrada mucho, el que los apodos se pueden dividir en muchos. Hay muchas cosas alrededor de la elección de nombre”.

Por su parte, Eduardo Antonio Parra comentó que como en sus otras novelas, el primer es tan sólo el detonante o el pórtico que se abre a un universo caótico donde convergen diversas fuerzas y que parece no tener pies ni cabeza. “Una especie de huracán de violencia que arrastra al investigador en un vértigo interminable que, revelación tras revelación, nos mostrará el rostro más oscuro de México: el de la corrupción generalizada, de las rivalidades entre corporaciones policiacas y de seguridad, el de las diversas especialidades de la delincuencia, de las traiciones y confabulaciones, el del mundo donde todo pierde valor excepto el dinero”.

Por otro lado, Diego Osorno compartió que esta novela lo mantuvo entretenido, haciéndose preguntas sobre la vida de Sinaloa. “Vivimos en una democracia de muchas libertades y de manera paradójica esta democracia viene acompañada de una barbarie y hay una larga lista de atrocidades”.

Este evento fue organizado por la Dirección Editorial de la Universidad Autónoma de Sinaloa, en coordinación con la Sociedad Artística Sinaloense. La presentación también se llevó a cabo el viernes 8 de diciembre, en Mazatlán, en el Centro Cultural Universitario.

* Con información de Noroeste.

* Fotografías de Noroeste y Editorial UAS.



Mapa de Sitio