Jorge Barojas dicta conferencia en Culiacán

Invitado por El Colegio de Sinaloa, Jorge Barojas Weber, miembro del Seminario de Cultura Mexicana, brindó la conferencia Cálculo de la trayectoria de una nave espacial que va y viene de México a Marte, el jueves 26 de octubre, en el auditorio de la Escuela de Ciencias Físico Matemáticas de la UAS, en la ciudad de Culiacán.

Como introducción al tema, el Dr. Barojas explicó todos debemos estar familiarizados con lo que quiere decir hacer un cálculo, “desde saber cuánto vamos a gastar, en los mercados vemos que la gente es muy hábil para hacer operaciones matemáticas, pero en sí su definición es la obtención de valores numéricos de variables que describen un fenómeno, entonces ¿Qué variables se tienen que calcular para hacer un viaje a Marte? Esto aplica para moverse de un lugar a otro, distancia, tiempo velocidades, cantidad de combustible, algo que se puede calcular con números”.

Puntualizó que sabemos que son las trayectorias parabólicas y elípticas de los planetas, pero ¿Qué es la trayectoria de una nave espacial? “Es posiciones sucesivas a lo largo del tiempo, es una función matemática que describe posiciones en función del tiempo que ocupa ese objeto en movimiento, pero si estamos hablando de gravitación, tenemos que emplear más coordenadas que las tres espaciales y el tiempo aparte, hablamos de la cuarta dimensión del tiempo, entonces es el espacio tiempo, manejábamos una estructura matemática para describir trayectorias en otro espacio, y eso justamente es lo que pasa con la detección de ondas gravitacionales, porque no es nada más en el espacio geométrico de tres dimensiones si no es en el espacio tiempo”.

Barojas agregó que “hablando de la nave espacial, el cual es el vehículo capaz de salir de la Tierra y viajar en el espacio exterior, recorre el sistema planetario, de un planeta a otro dentro del Sistema Solar, porque fuera del sistema no sabemos lo que pueda pasar, necesitamos otros cálculos para ver si la ley de Newton se aplica fuera del Sistema Solar, porque en Mercurio ya no se aplica exactamente, porque al estar tan cerca del Sol, su órbita cada siglo ya no regresa a su punto de partida, porque al estar en presencia del Sol, y al ser el Sol una masa muy grande deforma el espacio tiempo y hace que la trayectoria, en lugar de ser un elipse que se cierra, se va abriendo, formando una especie de elipse”.

Mencionó que pensando en dos puntos en el espacio que son la Tierra y Marte, “que en realidad son dos puntos rígidos que giran, rotan y además se trasladan, en una trayectoria que vamos a suponer circular respecto del Sol”.

En un cálculo muy aproximado, explicó el doctor, “la duración del viaje es de un año, porque las primeras ideas que tenemos que tener para hacer un cálculo tienen que basarse en una cierta realidad, y no tener concepciones erróneas, para que llegue una señal luminosa de la Tierra a Marte tarda 20 minutos, el tiempo que tarda en llegar una nave espacial son ocho meses, porque su velocidad es diferente, porque sigue un camino que no es de línea recta, al salir el cohete lo hace en línea recta, porque si fuera en línea recta tendría que usar más combustible y la nave sería más pesada”.



Mapa de Sitio