Élmer Mendoza opina sobre temas trascendentales para México

En entrevista con el periódico El Universal, el escritor y promotor de la lectura Élmer Mendoza, miembro de El Colegio de Sinaloa, comentó sobre algunos temas de actualidad en México, donde opinó que durante los últimos cinco años han sido “muy difícil, y cuando hablo «muy difícil» no hablo para el Gobierno, hablo para nosotros, para los mexicanos; ha habido un exceso de delitos realmente muy duros que ensucian mucho el país, como por ejemplo Ayotzinapa. Creo que el trabajo de las bandas del narcotráfico, a pesar de todo, de tensiones espectaculares, creció, se volvió más cruel. Creo que el Gobierno no la ha llevado nada fácil”.

En cuanto al tema de la educación, el escritor opinó que la Reforma educativa le parece muy importante, pues “la educación es la única forma con la que se puede modernizar al país, la educación como herramienta para la ciencia, para la interpretación del mundo, para la cultura, la economía: la base de todo es la educación. Sin embargo, cada año salimos muy mal en este aspecto. Por eso considero que urgía una reforma a fondo y se tiene que sacar adelante”.

Al hablar sobre la situación económica actual, el escritor lamentó que “la economía está muy golpeada, tenemos un país que ha dependido mucho de la explotación del petróleo y los precios se han desplomado. La economía se ha mantenido en un nivel, pero no se ha conseguido mantener el país a flote”.

Otro de los temas abordados fue la relación que nuestro país ha tenido con el actual Gobierno de Estados Unidos, a lo que mencionó que con Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) lo que se tienen que hacer “es renegociar sin miedo, o sea, plantarse como un país, renegociar, consultar a los productores, porque los productores son los que se han beneficiado o se han perjudicado con lo que es el TLCAN”. Respecto al muro propuesto por el presidente de Estados Unidos, mencionó que “pues lo pueden hacer y todos los latinoamericanos seguirán pasando por arriba o por abajo, eso no tiene mayor problema. Ya existe uno que va desde la esquina de América Latina, que llamamos Tijuana, hasta más allá de Mexicali y hasta se ve bonito. Vaya, que yo no le veo problema. A los migrantes móviles que yo conozco el muro los tiene sin cuidado”.

Por otra parte, en cuanto a los problemas sociales, tomó como ejemplo Ayotzinapa, que “es un indicador del gobierno que vivimos. Lo que pasó ahí tiene que ver con la concepción de la justicia, con lo difícil que es para los gobiernos abandonar un nicho de corrupción. Hay que aplicar la ley. No podemos pensar que somos un país de leyes si no las están aplicando”.

* Con información de El Universal.