Diego Valadés analiza el movimiento estudiantil de 1968 en Ciclo de cine-debate

El pasado jueves 5 de octubre se llevó a cabo la octava función del Ciclo de cine-debate “Sociedad, política y orden constitucional”, el cual es coordinado por los miembros de El Colegio Nacional Diego Valadés, también miembro de El Colegio de Sinaloa, y Héctor Fix-Zamudio, así como por Alejandro Pelayo, director general de la Cineteca Nacional. Durante este evento se discutió la cinta Rojo amanecer (1989) del director Jorge Fons, la cual aborda los días de mayor efervescencia del movimiento estudiantil del 1968.

Previo a la proyección de la película, Diego Valadés que un debate sobre esta película ayuda a subrayar los aspectos que tienen que ver con el desarrollo de las instituciones, “con los problemas y vicisitudes que afectaron a la Constitución, por lo menos al orden constitucional, y con las consecuencias directas que tuvo sobre el marco constitucional ese tremendo y terrible proceso vivido en 1968, en el que se aceleró la historia en muchos sentidos, donde en manera particular se puso en evidencia las implicaciones que tiene la falta de democracia y la rigidez de las instituciones cuando no hay disposición para establecer un diálogo constructivo y para escuchar planteamientos que, desde algunos puntos de vista, pudieran parecer excesivos, pero que en todo caso en una sociedad plural siempre deben tener cabida”.

En su intervención, el jurista explicó cómo en el orden institucional el movimiento estudiantil de 1968, impulsó un cambio en la concepción del sistema electoral y en la configuración del sistema representativo. “Así pues, cuando se examina esa dolorosa sucesión de episodios que se dieron a lo largo del 68, que incluyeron la muerte y la privación de la libertad de muchas personas, la vulneración de la autonomía universitaria y la tensión social que se proyectó desde la Ciudad de México hacia el resto del país —que por cierto también fue un ciclo de estallidos que se dio en diferentes partes, incluida América Latina y por supuesto Europa, pues en mayo de 1968 también hubo un movimiento estudiantil importante en Francia— todo esto obligó a ajustes institucionales, que por más que se haya tratado de desviar la atención y se haya estigmatizado el movimiento del 68 señalando que se trató de simplemente una algarada estudiantil, o que fue el resultado de intromisiones ideológicas producto de la Guerra Fría, entonces en boga, el hecho es que sí hubo resultados, respuestas que el Estado mexicano tuvo que ofrecer para generar un mínimo de tranquilidad en una sociedad que estaba exigiendo por esa y por otras formas democracia y libertades públicas”.

* Puede consultar el debate completo a través de: https://www.youtube.com/watch?v=bALdDF6rE1s